LECHE HUMANA

La leche de mamá es el estándar de oro para la alimentación y nutrición humana, no solo como fórmula nutricional por excelencia,  sino también porque  todas sus  biomoléculas están configuradas para disponer, adecuar y adaptar   a la nueva vida al individuo cuya madre la produce.

A continuación se evidencian algunos fundamentos del porqué la leche humana es única e irremplazable.

  • Como alimento: ( IMAGEN) contiene todos los nutrientes en cantidad y calidad adecuados para el crecimiento y desarrollo en su totalidad del recién nacido.

Es de destacar que su contenido de proteínas es  variable según si tu bebe nace a término o si nace prematuro y también su contenido va cambiando dependiendo del momento del crecimiento en que se encuentre tu hijo. El contenido de grasa es el más  variable de los macronutrientes, cambia de mujer a mujer, según la hora del día en que se produce y también es diferente al comienzo que al final de la lactada,  donde su concentración suele ser mayor. El contenido de grasa de la leche humana también está relacionado con la cantidad de proteínas  con que se alimenta la madre. Existen algunos  tipos de grasa como los omegas que no se adquieren en la leche materna si la madre no los consume en su alimentación diaria.

En cuanto al contenido de carbohidratos, es la porción menos  variable, se conforma por lactosa fundamentalmente y por un grupo de azucares denominados  oligosacáridos  que tienen un importante papel en el desarrollo especifico de la flora intestinal del recién nacido y también en su estado de salud a largo plazo.

Los micronutrientes están dispuestos de forma individual acorde a las necesidades del recién nacido que recibirá esta leche y acorde al estado nutricional de la mamá. El contenido de hierro es inferior al que tiene la leche de otros mamíferos  pero es mucho más biodisponible.

Hay también  variaciones  en el contenido de los nutrientes dependiendo del peso y la talla materna, el número de hijos anteriores  y la frecuencia con  la cual  el neonato sea puesto a comer.

 

 

  • La leche humana dispone, adecúa y adapta   a la nueva vida, al individuo cuya madre la produce. (IMAGEN)

Contiene sustancias que propician mecanismos de defensa al organismo ante sustancias extrañas y ante la infección, paralelamente  induce la producción de  sustancias  que regulan y maduran el sistema inmune del recién nacido. Adicionalmente contiene hormonas  reguladoras  del metabolismo de los nutrientes y también del apetito y la saciedad  entre otros.

 

Científicamente se ha evidenciado   que los niños alimentados con leche de mamá, tienen menos riesgo de tener infecciones  gastrointestinales  y  respiratorias   , tienen menos riesgo de ser obesos,   tienen  menos alergias, y adicionalmente  llegan a tener un mejor rendimiento intelectual  y menores  factores de riesgo cardiovascular en la vida adulta.

  • La leche humana perpetúa y fortalece el vínculo emocional (IMAGEN)

Las ciencias biológicas nos indican que es  la primera hora que sigue del nacimiento la que conforma todo un período crítico que influye en el desarrollar la capacidad de amar. Las investigaciones indican que un vínculo seguro entre la madre y el niño durante la infancia influye en su capacidad para establecer relaciones sanas a lo largo de su vida, cuando los primeros vínculos son fuertes y seguros la persona es capaz de establecer un buen ajuste social, por el contrario la separación emocional con la madre, la ausencia de afecto y cuidado puede provocar en el hijo una personalidad poco afectiva o desinterés social. De acuerdo con esto el contacto piel a piel, la cercanía y el calor que se provee durante el inicio de la lactancia en la primera media hora post natal y luego la  lactancia exclusiva por seis meses y  complementada hasta los dos años  facilita y promociona la solidez del establecimiento del vínculo  materno filial.

 

Es importante  PARA RECORDAR QUE LA LECHE HUMANA:

  1. Es el alimento completo por excelencia de la especie,  en la vida postnatal, tiene  las cualidades  y cantidades  en su contenido de nutrientes  que   garantizan alcanzar los potenciales de crecimiento y desarrollo del recién nacido humano.
  2. Es diferente de otros  alimentos  y formulas propuestas para reemplazarla.
  3. Es el inductor metabólico fundamental para el recién nacido
  4. Programa los mecanismos de defensa del recién nacido ante sustancias extrañas y agentes patógenos
  5. Continua y fortalece el vínculo madre hijo después del nacimiento.
  6. Se modifica dinámicamente de acuerdo a las necesidades individuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *